top of page
  • phernandezolivan

Lanzamos el proyecto "Legumbres, semillas para el futuro"

La European Climate Foundation nos acaba de conceder un proyecto con el objetivo de identificar las barreras y oportunidades relevantes en España en relación con la producción y el consumo de legumbres con el fin de planificar una campaña para estimular su demanda.


EL PROBLEMA

España es productora de legumbres (unas 295.800 toneladas, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 2020) para consumo humano (alubias, garbanzos, lentejas, guisantes, altramuces, etc.) y alimentación animal (garbanzos, guisantes, vezas, yeros, titarros, alfalfa, etc.).


Sin embargo, no cubrimos totalmente nuestras necesidades de consumo, por lo que también somos importadores de leguminosas, sobre todo de soja y harina para consumo animal, de Canadá, EE,UU, México y Argentina. Estas importaciones tienen repercusiones negativas para la salud pública y el medio ambiente (tanto en origen como en destino debido al transporte y al deterioro de los recursos naturales como consecuencia de su cultivo). El lento declive de nuestras legumbres es un impedimento para la ecologización de nuestra agricultura y de la Política Agraria Comunitaria (PAC), con legumbres que pueden tener un impacto positivo en nuestro medio ambiente, nutrición e indicadores socioeconómicos, especialmente en tiempos de crisis.


Desde los años 70, la soja ha provocado un auge de los precios en los mercados europeos y graves desequilibrios, especialmente de la alimentación del ganado, de la que Europa depende en gran medida ya que alrededor del 70% de su proteína para la alimentación animal, basada en la soja, es importada. España es actualmente un importador neto de legumbres, ya que la producción nacional sólo representa el 31% de la demanda actual. Esta tremenda situación de vulnerabilidad en nuestro territorio puede desembocar en una crisis de gran magnitud. Por tanto, es indiscutible que las leguminosas en España y en Europa deben volver a ser consideradas como un alimento de gran valor medioambiental, nutricional, gastronómico y cultural.


LA SOLUCIÓN

Por estas razones y por la necesidad de resolver el problema de cómo integrarlas en nuestro ciclo alimentario, Mensa Cívica, junto con otras organizaciones colaboradoras, pone en marcha este proyecto con el fin de identificar barreras, oportunidades y buenas prácticas para promover la agricultura sostenible y el consumo de legumbres y leguminosas en España durante un periodo de 12 meses. Este proyecto sentará las base para planificar una campaña a nivel nacional a partir de diciembre de 2024, así como para seguir el ejemplo reciente de Dinamarca para desarrollar un plan de acción para los alimentos de origen vegetal.


En concreto las actividades que llevaremos a cabo en el marco de este proyecto y desencadenar un debate necesario y urgente sobre la transición proteica a nivel nacional para lograr un cambio real y situar la sostenibilidad alimentaria en el centro de nuestros sistemas alimentarios y en la agenda política son:


  • Redactar un informe que contenga acciones similares promovidas hasta la fecha en España (y otros países europeos) con el objetivo de poder aprovechar lo que ya se ha hecho, tener en cuenta los avances, detectar colaboradores clave, etc.

  • Análisis de la capacidad productiva en España, y mapa de proyectos (online) que trabajan en estos temas. En este análisis, nos centraremos especialmente en las limitaciones / barreras; experiencias y propuestas para reactivar la producción de legumbres en diferentes territorios, especialmente en aquellos en los que la producción es baja o ha disminuido considerablemente en los últimos años, como Extremadura. El mapa online se irá actualizado regularmente con nuevas experiencias durante y después del proyecto.

  • Preparación de una campaña de promoción, de la mano de CECU (Federación de Consumidores y Usuarios), para estimular la demanda/consumo de legumbres en España, destacando los aspectos de salud, sostenibilidad y economía. Para evaluar esta última, CECU hará un análisis de cómo el coste de la cesta de la compra semanal introduciendo un consumo medio recomendado de legumbres. Este trabajo analítico se centrará también en:

    • cómo lanzar la campaña y

    • con qué socios potenciales tanto públicos - ayuntamientos, instituciones autonómicas, universidades... - como privados - supermercados, tiendas, cooperativas, restaurantes - se podría establecer colaboración / acuerdos a corto y largo plazo.

  • Conseguir el apoyo de los responsables políticos para desencadenar un cambio real en los pliegos de condiciones de los contratos públicos (escuelas, residencias, etc.). También tenemos previsto asistir a conferencias y actos para reflexionar también sobre qué objetivos podrían incluirse en un futuro plan de acción para la proteína vegetal en España, tomando como ejemplo el que Dinamarca ha publicado recientemente.

  • Comunicación y difusión a través de la organización de una reunión final de presentación con todos los agentes colaboradores que han intervenido a lo largo del proceso para recoger reflexiones o valoraciones finales que permitan afinar la campaña.

Dado nuestro largo recorrido en materia de leguminosas en nuestro país, a través de los proyectos de Legumcal y LegSapiens, esta subvención proporciona recursos para conocer la situación de la producción y el consumo de legumbres en España, y garantizar un mayor compromiso con los responsables políticos, las personas productoras y las entidades para promover opciones alimentarias sostenibles y saludables como instrumento para transformar los hábitos alimentarios, y destacar el impacto positivo que esto puede tener a lo largo de la cadena de suministro de alimentos.


Si estás interesado en participar de alguna manera en este proyecto, no dudes en escribirnos a info@mensacivica.com.

22 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page