top of page
  • phernandezolivan

III Campaña de pesca artesanal por la defensa del futuro de nuestros mares

Actualizado: 22 nov 2023

Del 20 al 26 de noviembre de 2023, Mensa Cívica va a realizar su tercera campaña en diversos centros de restauración colectiva y social de nuestro país para concienciar sobre el valor de proteger los valiosos entornos marinos y los medios de subsistencia de la pesca, y pedir que se compre y sirva pescado de fuentes sostenibles al menos una vez durante esa semana, coincidiendo con el Día Mundial de la Pesca. Queremos demostrar lo que se puede hacer si las personas y las organizaciones hacen un esfuerzo para cambiar sus hábitos de compra.


El problema

Cada vez se reconoce más que los sistemas alimentarios deben transformarse: que lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU requiere cambiar hacia un sistema que sea más diverso, resiliente y justo, así como más saludable. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 se refiere a la vida marina. Los alimentos marinos, ya sea de agua salada o dulce, así como el marisco y las algas tienen mucho que ofrecer en esa transformación.


Los océanos y los mares nos están protegiendo contra la degradación climática al absorber aproximadamente una cuarta parte del dióxido de carbono que emitimos y absorben más del 90% del exceso de calor atrapado en la Tierra.


Según un informe especial del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés), los océanos se están calentando y alterando su composición química de manera tan drástica que los suministros marinos están amenazados y los ciclones y las inundaciones suponen un riesgo profundo para cientos de millones de personas que viven cerca de la costa.


No obstante, el cambio climático no es la única amenaza para nuestros ecosistemas oceánicos, pues también lo son la pesca insostenible y la contaminación por plásticos. Además, una gran proporción de la producción pesquera y acuícola se pierde o se desperdicia: el 35%. Esto debe reducirse para mejorar la eficiencia y sostenibilidad del sector, a través de políticas apropiadas, marcos regulatorios, desarrollo de capacidades, servicios e infraestructura, así como acceso físico a los mercados.


Todos estos factores hacen que sea más urgente que nunca proteger los ecosistemas marinos, comprando pescado producido de forma sostenible y promoviendo inversiones y políticas bien pensadas que fomenten un sector alimentario próspero y regenerativo podría ayudar a resolver algunos de los problemas mencionados previamente.


La solución

En esta campaña animamos a diversos agentes a participar. Nos centramos en los comedores públicos, ya que a pesar del elevado consumo de pescado en España, en los comedores públicos no se ha seguido la misma tendencia según apuntan varios estudios y casos prácticos estudiados. Además, en el caso del pescado, no existe apenas información sobre su procedencia, aunque la Unión Europea obliga a que se especifique en el punto de venta el nombre científico del pez, el método de producción, la zona de captura y el arte de pesca, y si ha sido congelado o no, entre otros. Atender a que se cumpla esta normativa en la restauración colectiva es un primer paso a la hora de elegir el pescado que compramos.


Por otra parte, repensar el consumo de pescado en los comedores públicos implica además un replanteamiento de los hábitos que nos han (y seguimos) enseñado a los niños y las niñas durante los últimos años. Así, los pescados blancos, y especialmente especies como la panga o la tilapia congeladas y fileteadas, se han impuesto durante años en los comedores escolares por no tener espinas y apenas sabor. Por ello, es importante reeducar a las personas en los comedores para que aprendan nuevas especies, nuevos sabores y nuevas texturas.


En esta campaña, recomendamos promover un consumo diversificado, priorizando el pescado salvaje, de especies que no se encuentren entre las poblaciones sobreexplotadas y que haya sido capturado lo más cerca posible. Algo que puede resultar complejo para localidades situadas en zonas de interior, donde la trazabilidad es más compleja, pero no en nuestras costas mediterráneas, cantábricas o atlánticas.


En años anteriores, ya hemos llevado a cabo otras campañas en diversos centros de restauración colectiva y social de nuestro país para concienciar sobre el valor de proteger los valiosos entornos marinos y los medios de subsistencia de la pesca, y pedir que se compre pescado de fuentes sostenibles al menos una vez durante esa semana.


¡Juntos/as podemos asegurar un futuro pesquero más resiliente!


¿Cómo participar?

Si quieres unirte a nuestra campaña, completa este formulario y/o contacta con nuestra técnica de proyectos: paola.hernandez@mensacivica.com. Ella se pondrá en contacto contigo directamente.


Si deseas participar, pero no sirves actualmente pescado de fuentes sostenibles, podemos ponerte en contacto con productores y distribuidores para que hagas la prueba.


Y no olvides compartir las actividades que realices en tu empresa (de catering), escuela, universidad, hospital, tienda, restaurante, para promover el consumo de pescado fresco y producido de forma responsable.


Recursos


Podemos constatar a día 22 de noviembre la adhesión a la campaña de 11.098 comensales y 40 centros en los que han comido pescado sostenible al menos una vez esta semana. Para ver la lista completa de participantes, sigue este enlace.

73 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page