top of page
  • administracion1179

¿Es el precio un buen indicador para lo ecológico?

En la actualidad, todavía existen muchos conceptos erróneos sobre lo que realmente significa la agricultura y ganadería ecológica. No obstante, estos sistemas tienen un enorme potencial cuando se trata de mitigar los peores impactos del cambio climático y detener la pérdida de biodiversidad.


Lejos de ser una estrategia de marketing, el término "ecológico" en realidad se refiere a un sistema agrícola completo y holístico que sustenta la forma en que se producen los alimentos, que está certificado por la ley y se dedica a trabajar con la naturaleza.


A continuación, abordamos algunos aspectos importantes de lo que significa lo ecológico para que la próxima vez que tenga una conversación sobre el tema de por qué su precio es mayor, tenga los argumentos suficientes para debatir sobre ello y por qué su modelo puede ser la solución al futuro de nuestro sistema alimentario, teniendo en cuenta la evidencia científica actual.



Porque requiere mucho tiempo, esfuerzo y cuidado...

La producción de alimentos ecológicos no es fácil y su precio refleja el mayor tiempo, esfuerzo y experiencia que se dedica a trabajar con la naturaleza para producirlos. Asimismo, a diferencia de la producción no ecológica, los productores ecológicos no dependen de pesticidas y fertilizantes artificiales, por lo que se requiere una cuidadosa previsión, por ejemplo, de la planificación de la rotación de cultivos y la captura de nitrógeno utilizando leguminosas.


Porque está certificado...

El sello ecológico en un producto, lejos de ser solo una etiqueta o un truco de marketing, en realidad significa que ha sido legalmente certificado como ecológico y cumple con los estrictos estándares establecidos por la legislación europea.



Porque es mejor para los animales...

Es particularmente importante comprender por qué la carne y los productos lácteos ecológicos suelen ser "más caros" que sus contrapartes no ecológicas. Además de garantizar que los animales sean genuinamente criados en libertad, con densidades de población mucho más bajas que otros sistemas agrícolas, los estándares ecológicos también cubren las condiciones de vida y la calidad de los alimentos, así como el transporte y el sacrificio. Igualmente, estos estándares establecen que los animales criados de forma ecológica disfrutan de los más altos estándares de bienestar animal y está prohibido el uso rutinario de antibióticos preventivos con el objetivo de reducir los riesgos para la salud pública asociados con la resistencia a los antimicrobianos.


El arduo trabajo que los productores ecológicos dedican al cuidado de sus animales se ve recompensado con la calidad de los alimentos que producen, lo que brinda una verdadera relación calidad-precio.


Porque es mejor para el medio ambiente...

Históricamente, el coste real de los alimentos no se ha reflejado en el precio que vemos en las tiendas o los supermercados. Los costes adicionales de limpiar los cursos de agua contaminados y tratar el agua potable para eliminar los productos químicos utilizados en algunos métodos de producción no ecológicos a menudo se ocultan en nuestros impuestos y facturas de agua.


No es ningún secreto que las poblaciones de insectos del mundo están amenazadas:

¿Sabías qué...? El 40 % de las especies de insectos están disminuyendo y un tercio está en peligro de extinción debido a la agricultura intensiva y el uso de pesticidas.

¿Sabías qué...? El 76 % de los cultivos comerciales de importancia mundial dependen de la polinización por insectos, lo que hace que la disminución de los polinizadores sea una amenaza real para la nutrición humana.

Si los pesticidas fueran sustituidos por prácticas agrícolas más sostenibles, como la (agro)ecológica, esto podría retrasar o revertir la disminución de insectos. La agricultura ecológica prácticamente no usa pesticidas, y la pequeña cantidad de pesticidas que los agricultores ecológicos pueden usar se basan en sustancias naturales. Por lo tanto, las fincas ecológicas son refugios para la vida silvestre y proporcionan hogares para abejas, pájaros y mariposas.


Dicho esto, si bien el precio puede ser más alto, existe un valor real en el apoyo a los sistemas agrícolas y ganaderos sostenibles, saludables y justos.



Desde Mensa Cívica, pensamos que sería necesario incentivar las conversiones a fincas ecológicas y adoptar modelos de compra de productos ecológicos en el sector público (escuelas infantiles, colegios, universidades, hospitales, residencias, prisiones, etc.) para reducir la temida brecha de la oferta-demanda y cambiar a “una opción más fácil”.



Si deseas comunicar y difundir estos beneficios mencionados previamente, ponemos a vuestra disposición las siguientes infografías.





27 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page