top of page
  • phernandezolivan

Carta abierta de la sociedad civil sobre el retroceso de las medidas ecológicas en la UE

Hoy, 13 de mayo, más de 140 organizaciones de los ámbitos del medio ambiente, los derechos humanos y la justicia, la salud, los derechos de los animales, la naturaleza y la alimentación y la agricultura, nos hemos unido para expresar nuestra honda preocupación por el actual ataque a las leyes sobre la naturaleza en Europa.


En esta carta abierta alertamos sobre el retroceso de las medidas ecológicas en la UE.


La relación de nuestra sociedad con la naturaleza que la sustenta está fundamentalmente rota. A pesar de las crecientes evidencias del inminente colapso ecológico y de la alarmante aceleración de la crisis climática, los gobiernos europeos y los políticos de la UE están bloqueando actualmente nuevas medidas para proteger la naturaleza y echando por tierra las ya existentes.


Una naturaleza sana es la base de nuestra capacidad para alimentarnos, tener agua limpia que beber, aire limpio que respirar y un clima seguro en el que vivir. Nos horroriza que tantos políticos de toda Europa estén amenazando la base de la vida en este planeta para ofrecer falsas soluciones a las dificultades de las personas agricultoras, mientras no hacen nada para abordar las quejas del sector productivo sobre prácticas abusivas en la cadena de suministro o la competencia desleal y las importaciones baratas de los acuerdos comerciales. Y todo ello como un intento oportunista de recabar unos cuantos votos más en las próximas elecciones.


La Agencia Europea de Medio Ambiente ha advertido de que el continente no está suficientemente preparado para los impactos de un clima cambiante. El informe The Lancet Countdown in Europe 2024 también advierte de la necesidad de actuar urgentemente para proteger la salud frente al cambio climático. Los ecosistemas naturales que nos protegen de las peores condiciones meteorológicas extremas, sequías, olas de calor e inundaciones, están desapareciendo cuando deberíamos estar restaurándolos.


En los últimos meses, la Comisión Europea de Ursula von der Leyen ha relajado las normas de contaminación para las explotaciones industriales, ha abandonado los planes de producción sostenible de alimentos, ha dejado de lado los objetivos de reducción de pesticidas y ha dado carpetazo a los esfuerzos por garantizar un suministro de agua resistente. Algunos gobiernos nacionales han congelado los planes de la UE para restaurar la naturaleza en Europa y han puesto en peligro las normas de diligencia debida de las empresas para proteger los derechos humanos y el medio ambiente. Ahora, la Comisión Europea quiere eliminar las normas medioambientales básicas para las explotaciones agrícolas con el fin de apaciguar a los grupos de presión de la industria, y los ministros de agricultura amenazan las nuevas normas de la UE para luchar contra la deforestación mundial.


La naturaleza no está reñida con la capacidad de nuestra sociedad para prosperar, sino que es su fundamento mismo. Pero algunos políticos de las capitales europeas, y de las instituciones de la UE en Bruselas, están acelerando la crisis climática y de la naturaleza, y arriesgando la vida de las personas a las que representan. Les instamos a que se detengan antes de que sea demasiado tarde.


La carta en versión original puede leerse aquí.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page